ASESGA y los coches conectados y autónomos

Coincidiendo con la Asamblea 2015, con el título “Coches conectados y autónomos, ASESGA (Asociación Española de Aparcamientos y Garajes) celebrará el 17 de noviembre su XV Jornada sobre el aparcamiento, destacando el papel, cada vez más destacado, de la tecnología aplicada a los vehículos y sus repercusiones en la movilidad.

 El último Salón Internacional del Automóvil de Barcelona en su edición 2015 puso de manifiesto la creciente importancia de los imparables avances tecnológicos en todos los aspectos relacionados con todo tipo de vehículos y con la movilidad. El 66% de los visitantes  destacaron su interés  por diferentes dispositivos tecnológicos de comunicación incorporados al automóvil. El llamado “Internet de las cosas” desbancó en cuanto a interés a otras características y rendimientos  propios de la capacidad y motorización de los vehículos, tales como potencia, consumo o confort interior.

En el año 2016 la pantalla del coche será la cuarta más vista, por detrás de la del televisor, ordenador y la de los dispositivos móviles como smartphones o tablets. Según las previsiones del sector del automóvil para el año que está a punto de comenzar, habrá más de 200 millones de coches conectados a sus correspondientes pantallas instaladas en su interior y conectadas con el exterior. El negocio de los coches conectados se prevé llegue a mover unos 40.000 millones de euros en el 2018.

El contante cambio que viene produciendo la incorporación de nuevas tecnologías en el entorno del automóvil ha provocado incluso que comiencen a surgir algunas voces alertando del exceso de tecnología que llegan a incorporan los coches actuales, los conectados, los que aparcan solos, los que se conectan en caso de accidente,  e incluso los totalmente autónomos.

Hace unos meses sorprendió la noticia sobre el primer accidente de la historia de un coche 100% autónomo desarrollado por Google, afortunadamente con heridos leves. Pero para muchos la noticia realmente trascendente no fue la del accidente en si, sino el hecho que una compañía como Google se haya incorporado a la investigación y desarrollo de vehículos automóviles y ya haya puesto en circulación un prototipo de coche plenamente autónomo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *