ASESGA y el sector del aparcamiento se suman a la creciente sensibilidad por devolver las aceras a los peatones

ASESGA, como máximo representante del sector del aparcamiento en España, ha estado a la cabeza en los últimos años por la mejora de la Movilidad Urbana en todos sus aspectos. De tal manera en la actualidad el binomio aparcamiento y movilidad son inseparables. En consecuencia se hace impensable un desarrollo racional y sostenible de las ciudades del futuro sin la presencia de los aparcamientos.

ASESGA desde hace años ha comprobado como los aparcamientos han ido incorporando a su oferta espacios específicos para motos. La realidad urbana, con la incorporación a su entorno de diferentes tipos de artilugios para desplazarse y el crecimiento del parque de motos y bicicletas, hace necesario una mentalidad diferente y nuevas regulaciones. Por lo tanto el sector de los aparcamientos mantiene el reto iniciado hace años, de adaptarse a las necesidades actuales de la movilidad y a un futuro por la humanización de las ciudades. Como resultado cada vez más aparcamientos ofrecen plazas destinadas a las motocicletas con tarifas adaptadas a este tipo de vehículos.

En su Revista Aparcar dedicó hace un año un monográfico abordando el problema creciente de la invasión de las aceras por todo tipo de impedimentos, tanto móviles como estáticos, que ha llegado, en determinadas calles, a límites de hacer casi imposible el paso de peatones. Los espacios públicos de las ciudades han ido progresivamente inundándose de todo tipo de elementos como terrazas, kioskos, vehículos de dos ruedas o mobiliario urbano, hasta convertir sus aceras, en algunos casos, en una carrera de obstáculos. También se mostraron en la revista las conclusiones de la Memoria realizada en Barcelona por el área “Aceras y calzadas” de “Arquitectes de L’eixample” perteneciente al Colegio de Arquitectos de Cataluña.

La reciente medida adoptada en Barcelona poniendo fin progresivamente a la tolerancia existente con los vehículos de dos ruedas, especialmente las motocicletas,  da una respuesta incipiente a un problema complejo y a las quejas de muchos vecinos que han visto como muchas de sus calles se han hecho casi impracticables para todo tipo de peatones y no digamos para minusvalidos.

Es por ello que celebramos el endurecimiento mostrado por el Ayuntamiento de Barcelona en la   política de erradicación del indiscriminado y abusivo aparcamiento de MOTOS encima de nuestras aceras.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *